Deportes de Aventura en Cerro Gordo

Deportes de Aventura en Cerro Gordo

Si por algo conocemos el sur es por su cultura, su gente y sus maravillosas ciudades, Sevilla, Granada, Córdoba… cada una con su encanto y todas especiales, pero a veces nos olvidamos de que la zona de Cerro Gordo es un paraje único para practicar deportes de aventura y yo, este puente de Todos los Santos, voy a probarlos todos.

He contratado una escapada de cuatro días perfecta para vivir el deporte de aventura en Cerro Gordo. Voy a hacer rafting, barranquismo, rápel, senderismo, tirolina, escalada y tiro con arco. Una pasada.

Al principio me quería llevar a Tory, mi perro, pero al final he decidido dejarlo en esta residencia canina de Madrid porque iba a tener que quedarse muchas horas en la casa rural que hemos alquilado mientras nosotros vamos a hacer las actividades,  y al final iba a estar mejor cuidado en Carpe Diem que con nosotros..

Las actividades las he contratado todas en Ocio Aventura Cerro Gordo porque me han dado muy buenas referencias de ellos. Lo único malo es que yo quería también hacer alguna ruta ciclista, porque seguro que por allí hay algunas buenísimas, pero he tenido que descartarlo por tiempo y porque mi novia me ha dejado claro que ella no quiere saber nada de “bicis” en todo el fin de semana… bajo pena de muerte me ha amenazado, jejeje.

Paraje Natural Cerro Gordo

El paraje natural de Cerro Gordo es una maravilla. De ahí mi interés por hacer alguna ruta ciclista, pero tendré que conformarme con las botas de montaña y el senderismo. Una de las áreas que más me ha llamado la atención son los Acantilados de Maro, muy cerca de la Costa Oriental de Málaga, en el municipio de Nerja. Por lo que he podido leer tiene una gran fauna marina por lo que no descarto añadir el submarinismo a la lista de deportes para la escapada, el problema es que creo que me faltan horas en el día para hacer tanta cosa. Igual lo ideal es pensar en una segunda escapada donde pueda incluir el ciclismo y el submarinismo ¿no?

Los Acantilados de Maro-Cerro Gordo son todo un espectáculo de la naturaleza y quien se asoma a sus miradores podrá ver, a la lejanía, la costa de África, si es un día claro. Los Acantilados de Maro cuentan con grandes valores culturales, entre los que destacan cinco torres almenaras y el Acueducto del Águila, también conocido como Puente de Águila.

Se construyó para transportar agua a los molinos de la antigua Fábrica de Azúcar de San Joaquín de Maro y tiene de más de 40 metros de altura: cuatro pisos de arcos superpuestos que saltan el gran desnivel del Barranco de la Coladilla. Arriba del todo, rematando el monumento, se encuentra un pináculo con una veleta con forma de águila bicéfala que da nombre al acueducto.

El valor ecológico de este espacio natural es de gran importancia por la existencia de especies botánicas protegidas y escasas en el territorio andaluz, como el romero blanco.

No me digáis que con todo lo que os estoy contando no os entran ganas de coger la bicicleta y recorrer toda la costa del paraje, porque yo no puedo quitarme la idea de la cabeza aunque tendré que conformarme con el resto de deportes que vamos a practicar y dejar la bicicleta para la vuelta. Será como un cambio de aire… ¿os venís?