La alimentación de un deportista

La alimentación de un deportista

Hay quien cree que los deportistas debemos tener una alimentación estricta y analizada al milímetro para disfrutar de la energía necesaria sin pasarnos en calorías y yo no estoy de acuerdo. Si bien es verdad que debemos comer lo más saludablemente posible, creo que eso es algo que debería hacer toda la población, y aunque comprendo totalmente que un atleta de élite necesite pesar sus hidratos de carbono diarios e incluso tomar algún tipo de aporte energético, los aficionados al deporte como yo sólo necesitamos tener una dieta variada, equilibrada y sana, nada más.

El único aporte extra que incluyo en mi dieta son unas barritas vitaminadas que tomo de vez en cuando y que sólo contienen productos naturales y vitaminas A, D, E, C y grupo B. Las compro en Farmacia Ramón Ventura, por si a alguien le interesa. Por lo demás soy la persona más sencilla del mundo, y según las analíticas que me hacen en el centro de salud periódicamente, estoy como un toro.

Supongo que ahora pensaréis que todo lo que como son verduras asadas o a la plancha, filetes de pavo o pollo, latas de atún y arroz hervido, pero no, yo como prácticamente de todo, incluso dulces. ¿No me creéis? Pues eso es porque estáis totalmente sugestionados por todos los bulos que rodean el tema de la nutrición, y la realidad es que podemos alimentarnos realmente bien sin necesidad de recurrir a productos ultraprocesados.

Hay una ley no escrita que conocen muchos nutricionistas y que a veces dan a sus pacientes con el fin de ayudarlos a distinguir entre un producto sano y otro que no lo es tanto: todos los productos que lleven más de cinco ingredientes son ultraprocesados y, por ende, es mejor dejarlos en el estante del supermercado en pro de otros productos mucho más naturales.

“Come fruta coño”

Existe un movimiento en Internet, Instagram y Facebook muy interesante llamado “come fruta coño” promovido por un amante de la comida sana y avalado por muchos nutricionistas que intentan promover la ingesta de frutas enteras entre la sociedad informando sobre los beneficios que tienen y desmintiendo bulos como que comer fruta engorda, o que es mejor tomar zumo de frutas que fruta entera, ideas erróneas que lo único que hacen es hacer caer en el error a muchísimas personas.

Mis frutas favoritas son el plátano, la naranja y la granada, y os puedo asegurar que como de tres a cuatro piezas diarias. Desde que hago esto no sólo no he engordado, sino que me siento mucho mejor que antes de tomarlas. Además, hay recetas sabrosísimas que podemos hacer con ellas, como mis Panqueques con naranja y sirope de arce, una receta que copié de Naranjas al día, la plataforma de una cooperativa de agricultores que te llevan las naranjas del árbol a tu mesa, sin intermediarios. Estos panqueques están deliciosos y todo lo que llevan es sanísimo: harina integral, avena, leche, canela, vainilla, huevo y, por supuesto, naranja. Sabrosísimos y sin kilos innecesarios de azúcar o edulcorantes prefabricados.

En una dieta equilibrada podemos y debemos comer de todo un poco, con el fin de dar a nuestro organismo los nutrientes que necesita, tanto si somos deportistas como si no, y todas esas dietas milagro o dietas especiales que prometen mucho en poco tiempo no son más que sandeces, tanto si lo que quieres es ganar masa muscular como perder o ganar kilos. Apúntate a la dieta sana, a la dieta Real Food y déjate de tonterías.