El estado físico de los pilotos de Fórmula1

El estado físico de los pilotos de Fórmula1

Gracias a las redes sociales y a las cada vez más frecuentes noticias de los medios que tratan de concienciar sobre los alimentos, se está consiguiendo cambiar una sociedad de corte sedentaria, por una activa. Al fin y al cabo no hemos venido a este mundo para estar sentados, ya que hay miles de maravillas por ver.

A la hora de hacer deporte no hay que precipitarse, yo todavía recuerdo aquella vez que intenté hacer un triatlón y acabé deseando que vinieren los extraterrestres para abducirme de todo el dolor muscular que padecí. Ser conscientes de los límites, y saber cuándo parar de hacer una actividad para no sufrir lesiones indeseadas.

Pero hay algunas personas que les da igual los límites, ya sean físicos, gravitatorios o competitivos. Estas personas nacen y se conciencian de que para ser alguien hay que ganar. Nos referimos a los pilotos, unas personas hechas de otra pasta, que son capaces de ir rápido en dos o cuatro ruedas, tener un accidente y salir a ganar luego.

Como habrás podido comprobar, estamos hablando de los pilotos de motor, entre los que destacan por su preparación física los pilotos de Fórmula 1. Estos pilotos se entrenan en gimnasios privados dónde tienen a su disposición aparatos especiales para aumentar su capacidad a las fuerzas G.

En estos gimnasios privados se pueden ver sistemas de control de acceso como los que ofrece Gestigym, una empresa dedicada a la venta, instalación y configuración de control de acceso para gimnasios con gran experiencia en su sector y un equipo profesional altamente cualificado. Este tipo de controles de acceso se utilizan para que otros pilotos no puedan copiarse sus entrenamientos, aquí la competitividad es máxima.

Los esfuerzos a los que se somete un piloto de Fórmula 1

Para un piloto de Fórmula 1 o cualquier otra competición en la que las fuerzas G tienen gran presencia, lo más importante es fortalecer el cuello porque, sus músculos son los más afectados por las fuerzas G. Esta, afecta fundamentalmente al sistema circulatorio y produce la pérdida de la visión (visión negra) en ciertas curvas por milésimas de segundos.

Las máquinas en las que se entrenan los pilotos son diseñadas específicamente para ejercitar el cuello, lo que no es para nada fácil. Dado que este tipo de máquinas pueden variar en cuanto a sus características, es necesario que la vea cuanto menos gente mejor, y de ahí que se utilicen sistemas de seguridad como los mencionados anteriormente.

En general, el entrenamiento del piloto de F1 consiste en ejercicios posturales, ejercicios de estiramiento y, lo más importante, ejercicios destinados a fortalecer los músculos más utilizados, que son los de los brazos, hombros y pecho, por la conducción, y los del cuello, por las fuerzas G.

Todos los entrenadores coinciden en la práctica de ejercicios “realistas”, es decir, ejercicios que en la práctica se “transfieran” al coche. Aparte del entrenamiento cardiovascular, los pilotos deben realizar ejercicios que fortalecen las partes del cuerpo que más sufren al conducir. Quien dijo que ser un piloto sería fácil.

En conclusión, existen algunos gimnasios en los que es necesario dotar a las instalaciones de seguridad, debido a que se pueden llevar a cabo entrenamientos específicos, como los que llevan a cabo los pilotos de Fórmula 1, y para controlar el acceso a estos espacios no hay nada mejor que los controles de acceso.