Montar en bicicleta en la ciudad

Montar en bicicleta en la ciudad

Uno de las mejores opciones que tomé en mi vida fue la de dejar el coche y utilizar la bicicleta. Entiendo que muchas personas lo vean inviable, porque trabajan lejos o no les da tiempo. Pero recomiendo de corazón que se intente, al menos un día a la semana. Tu cabeza, tu cuerpo, todo lo va a notar. Mi vida cambió para mejor desde que conocí el mundo de la bicicleta.

Nunca había probado a hacerlo. Yo solía había usado la bicicleta en el pueblo cuando era pequeño. Recuerdo que íbamos al pueblo de al lado a ver a las chicas. No me salió mal el viaje porque en uno de ellos conocí a la que hoy es la madre de mis dos preciosas hijas. Cuando me cambiaron el horario de trabajo, es decir, pasamos a trabajar solo por la mañana, decidí que desde ese día iría en bicicleta a trabajar. Mucha gente me dijo que estaba loco, que dónde iba un ejecutivo en bici, pero yo lo tenía claro. Otros me recomendaron que fuera en moto, pero no les hice caso.

Así que decidí ir a una tienda de bicis y comprarme una bien chula. Por supuesto que me compré todas las medidas de seguridad que se necesitan para hacer estas cosas. De momento todo son beneficios.

  1. El ahorro económico es considerable. Dejar el coche en casa supone un ahorro muy importante en combustible, así como también en mantenimiento.
  2. Contamino menos ya que la bicicleta es un modo de transporte sostenible. Sus emisiones de CO2 son nulas, y además es silencioso. Nada comparable a ir en coche solo y estar contaminando durante una hora en un atasco.
  3. Además estoy en contacto con la naturaleza, ya que mi trabajo está a las fueras de la ciudad. Así puedo disfrutar de los olores del campo, del rumor de las hojas de los árboles. Algo que para mí es impagable.

Mi mujer dice que ahora estoy obsesionado. Y cuando estamos con los amigos siempre cuenta la misma historia. Hace unos meses tuvimos que ir a Barcelona a un congreso de telefonía móvil que se hace. Bueno, seguro que le conoces es el famoso Barcelona Mobile World Congress 2017. Pues no podía estar sin andar en bici. Así que pregunté en la recepción del hotel Mercer, donde estábamos alojados, si tenían una, y me dijeron que sí. Se ve que las tienen para clientes que como yo, no pueden estar un día sin hacer ejercicio. Así que fue una gozada. La verdad es que en este hotel de cinco estrellas todo era magnífico. Lo malo es que casi llegó tarde a una conferencia. Mi mujer ya estaba de los  nervios.

Medidas de seguridad

Bromas aparte, creo que es la mejor opción que puedes tomar. Y es que lo de coger el trasporte público está bien, pero muchas veces las frecuencias y las correspondencias son muy malas y te hace perder mucho tiempo. En cambio en una bicicleta todo es comodidad. Y encima puedes hacer ejercicio. Sí es cierto que hay que tener cuidado con el tráfico, porque cada año aumentan los accidentes, y más los urbanos, pero es un riesgo que hay que tomar.

Espero que después de este artículo te animes a ir a trabajar en bici. Si os sirve de dato, yo fui el primero que lo hice en la oficina, pero ahora ya son otros dos compañeros los que se han unido a  esta moda.