Pequeña Guía para ir en Bici por Barcelona

Pequeña Guía para ir en Bici por Barcelona

Por muy experimentados ciclistas que seamos las grandes ciudades siempre suponen un reto, ya que muchas tienen sus propios códigos de circulación que debemos conocer si luego no queremos llevarnos sustos.

De hecho, cuando decidimos pasar un fin de semana en Barcelona, teníamos claro que íbamos a alquilar bici para movernos por la ciudad así que nos informamos previamente de todas las cosas que debíamos de tener en cuenta para circular en bici por la Ciudad Condal.

Nos alojamos en Mercer Barcelona, con lo que estábamos muy céntricos y nuestra idea era movernos por los barrios colindantes, tampoco es que quisiéramos llegar a Montjüic, aun así conocer las reglas de circulación nos iba a ayudar para saber cómo cruzar por el Eixample y recordarnos que en las ciudades grandes cualquier método de seguridad es poco.

Lo primero es que, si bien, el casco no es obligatorio en ciudad sí es muy recomendable llevarlo, al menos los menores de 16 años. En carretera, por otra parte, es obligatorio para todos.

La bicicleta es considerada por el código de seguridad vial como un vehículo más, así que se enfrenta a las mismas sanciones y debe respetar las mismas señales que un coche o una moto, aunque no requiere carnet para que la uses.

La Guardia Urbana puede hacer soplar a cualquier ciclista en un control de alcoholemia así que, si bebes, no cojas la bici. Este detalle se le suele pasar a mucha gente, de hecho, a algunos amigos míos les pasó y no se dieron cuenta que tomar un par de cañas y ponerse pedalear tenía riesgo de sanción cuando vieron cómo les llegaba la multa.

De hecho, no daban crédito porque la sanción económica es igual que la que podrían hacer frente si fueran en coche.

También conviene recordar que los carriles bici tienen sentidos de circulación como el resto de la calzada. No se puede pedalear en la dirección que más convenga, a no ser que sea un carril bici de doble sentido.

No debemos olvidar de comprobar que las luces funcionan, ya que es obligatorio que la bici lleve luces. Blanca delante, roja detrás.

Tampoco es permitido que vayan dos personas sobre la bici, a no ser que se trate de un remolque homologado o una sillita para niños.

Nuestras bicis, por ejemplo, son plegables por que las compramos precisamente para movernos por ciudad, ya que este tipo de bicis sí que puedes llevarlas en transporte público.

En calles con carril bici, los ciclistas pueden optar por circular por las vías destinadas al resto de los vehículos si les es más cómodo.

Consejos de Cruce si vas en Bici por el Eixample

Si bien, una de las cosas que mejor nos vino saber es con relación a los cruces del Eixample. En ellos la bici que quiera seguir recto tiene prioridad sobre los vehículos que quieren girar a la derecha, pero hay que estar muy al tanto porque es un accidente habitual, en el que es el distrito más transitado de Barcelona.

La verdad es que saber esto nos vino muy bien, y fuimos conscientes de ellos en varios momentos al tratar de cruzar un par de calles ahí.

Un último consejo que no viene mal recordar es el tema de la seguridad, y es que, aunque creamos que no, en este tipo de ciudades roban bastante, así que lo mejor para atar la bici en la calle es un buen candado. De hecho, no es ninguna tontería llevarse el sillín si se deja la bici en la calle. Hay quien deja incluso la rueda delantera