En los deportes de motor siempre se busca arañar décimas para ganar

En los deportes de motor siempre se busca arañar décimas para ganar

En el mundo de la competición siempre se echan cientos de horas buscando donde poder arañar una décima de segundo que haga ser a un vehículo más potente que el rival y es que en juego está el orgullo, el honor y, sobre todo, el dinero. En competiciones como la máxima categoría del automovilismo mundial, la Fórmula 1, conseguir una décima de segundo supone varios millones de euros y es que el desarrollo de todos los equipos está llevado tan al extremo que solo magos de la ingeniería o muchos millones consiguen que los monoplazas vayan un paso más allá.
Sigue leyendo