El bienestar puede ser determinante para ganar carreras

El bienestar puede ser determinante para ganar carreras

En el mundo de la competición existen muchos factores que pueden ser determinantes para conseguir el éxito. Gran parte de ellos tienen en común el vehículo con el que se compita y es que las evoluciones tecnológicas hacen que cada vez sea más determinante la capacidad del coche o moto, en lugar de las habilidades del piloto. No obstante, quien maneja los mandos sigue contando con un gran componente esencial para poder desarrollar todo el potencial de los vehículos, ya sea por las condiciones de pista, por las condiciones de carrera o por la propia complicación tecnológica de la máquina. Todos estos elementos y todas estas variables, que se pueden multiplicar por cientos de condicionantes pueden ir cambiando, ya no solo de carrera en carrera, sino que, durante la propia contienda, en función de las situaciones que se vayan dando. Por ello, para lograr dar el máximo como piloto se ha de tener en cuenta el bienestar de la persona, un bienestar que ha de ser total, puesto que influye el estado de salud física, mental y social y, de no alcanzarlo, una gran carrera se puede quedar en nada tras haber tomado una sola mala decisión.

En concreto, llevar una mala racha de resultados o iniciar una mala tanga de posiciones se puede deber, entre otros, a trastornos de ansiedad, los cuales son muy habituales en el mundo de la competición. Y es que la ansiedad es una reacción normal de las personas ante situaciones de estrés e incertidumbre. Ahora bien, un trastorno de ansiedad se diagnostica cuando varios síntomas ansiosos provocan angustia o algún grado de deterioro funcional en la vida del individuo que lo sufre. A una persona con un trastorno de ansiedad le puede resultar difícil funcionar en distintas áreas de su vida: relaciones sociales y familiares, el trabajo, la escuela, etc. Existen distintos tipos de trastornos de ansiedad:

  • Ataque de pánico. Un ataque de pánico es la aparición intensa y repentina de temor o terror, a menudo asociada a sentimientos de muerte inminente. Los síntomas incluyen falta de aire, palpitaciones, dolor en el pecho y malestar.
  • Trastornos fóbicos. Muchas personas admiten que sienten miedo a las serpientes o las arañas, pero pueden tolerar ese miedo. Los individuos que padecen una fobia, por el contrario, no son capaces de tolerar ese miedo. Éstos experimentan un miedo irracional cuando se encuentran frente a al estímulo fóbico, ya sea un objeto, un animal o una situación, y esto suele acabar en un comportamiento de evitación. Hay distintos estímulos fóbicos que desencadenan este miedo irracional: volar con un avión, conducir un vehículo, los ascensores, los payasos, los dentistas, la sangre, las tormentas, etc.

Por ello, para evitar este tipo de situaciones, como las que les ocurrieron a los pilotos de Haas en la Fórmula 1 durante esta temporada, cada vez son más los deportistas que recurren a la ayuda de profesionales de la psicología para que les ayuden a volver a estar en forma y, con ello, poder volver a competir al máximo rendimiento, sobre todo en competiciones tan estresantes y complejas como lo es la máxima categoría del automovilismo mundial. Así, si vosotros, en la medida de vuestro deporte, también estáis sufriendo este tipo de problemas, nosotros os recomendamos que recurráis a los servicios de Vanessa Sanz, una psicóloga que os tratará y os ayudará a volver a conseguir vuestro mejor estado de salud y, gracias a ello, poder volver a dar todo sobre las pistas.

Y es que la salud, más allá del coche o moto que tengamos, es realmente importante, puesto que nos puede ayudar a conseguir todo aquello que nos propongamos, ya que, de lo contrario, nuestra carrera se podría ver truncada. Esto es algo que podemos comprobar también en la Fórmula 1 con el piloto Robert Kubica, un polaco que apuntaba alto, pero al que un accidente deportivo le truncó la carrera profesional.

Albert Llovera, un ejemplo a seguir

También en el mundo de la competición tenemos uno de los ejemplos más claros que debemos de seguir, el de Albert Llovera. El andorrano sufrió hace años un accidente de esquí que le obliga a vivir pegado a una silla de ruedas. Muchos de nosotros nos desanimaríamos por esto, sin embargo, él continúa haciendo vida normal y ejerciendo como deportista de élite compitiendo en varios rallyes y yendo cada año a la prueba deportiva de motor más dura del mundo, el rallye raid Dakar, cuya participación también espera para este año, la primera en Arabia Saudí.