Qué le puedes regalar a un aficionado al ciclismo

¿Nunca te ha pasado aquello de sentir que repites con los regalos, que siempre haces los mismos? Tenemos libros, perfumes, calcetines, pijamas, bombones… Cosas típicas que al final acaban aburriendo a aquel que las recibe y que de vez en cuando agradecería que alguien se interesase por lo que realmente le gusta y no le ofreciese el mismo tipo de regalos que a las demás personas.

Pues si tu amigo, pareja, padre, hijo, hermano o compañero de trabajo es un aficionado al ciclismo, existen muchas cosas que puedes regalarle relaciones con este deporte. De hecho, si eres un jefe y puedes hacer también regalos empresariales a tus empleados o clientes relacionados con sus preferencia y que te salgan más baratos al comprarlos en tiendas especializadas al por mayor como puede ser Regalisma.

Lo más lógico es que si su hobby es el ciclismo y no tenga lo esencial para practicarlo le regales una bicicleta. Las hay de muchos precios y depende básicamente de para qué quieres usarlas y qué partido sacarles. Las puedes encontrar de paseo para la ciudad, de montaña para hacer rutas y hasta con motor para los más vagos. Las variedades son muchas, y como decíamos, los precios también cambian bastante. Puedes encontrar bicis por cien euros y otras a las que tienes que sumar algunos ceros más por la derecha. El mercado de segunda mano es muy socorrido para esto también si buscas algo más profesional y tu presupuesto es limitado.

Las bicis suelen ser también un buen regalo para los más pequeños, ya que además de divertirles les ayudan a socializar juntándose con otros niños en el parque. Asimismo, pueden salir también con sus padres a hacer rutas adaptadas para ellos.

De hecho, un buen regalo para muchos aficionados a la bici con hijos todavía muy pequeños para dar pedal es comprarles una silla para que lleven a sus pequeños con ellos mientras hacen sus paseos. Así los pequeños disfrutarán también y comenzarán a compartir aficiones con sus padres.

Y para aquellos que no tienen hijos pero sí mascotas, otro buen regalo es un remolque para que puedan llevarlas con ellos en caso de ser un poquito grandes y, sobre todo, mayores como para ir corriendo al lado del ciclista. Si los perros son pequeños, podemos abaratar el regalo comprando una cesta en la que pueden viajar con nuestro amigo mientras da pedal.

Como decíamos, los perros mayores que por enfermedad, agotamiento rápido y otras características no están preparados para ir con sus dueños corriendo mientras ellos pedalean son los más apropiados para ir en remolque, pero para aquellos que tienen energía podemos regalar a sus dueños unas cadenas adaptadas para que vayan sujetos a la bici y corriendo mientras él da pedal. Son unos armazones rígidos que impiden que se acerquen mucho a la rueda y choque. Tras el armazón llevan una correa elástica que ya se une al perro y le da movilidad para seguir el ritmo de su dueño.

Otro buen regalo es un maillot de ciclista o, si estamos más espléndidos, todo el equipamiento completo. Especialmente importante es la calidad del pantalón, ya que estos deben tener un acolchado cómodo para pasar varias horas sobre el sillín y que también aporte movilidad al ciclista. Según el tipo de bici que vaya a usar, hay también un calzado especial que se adapta a los pedales con mayor o menos sujeción.

Un cuentakilómetros es un regalo barato y muy socorrido. A todos nos gusta conocer nuestros registros para ir retándonos poco a poco a mejorarlos. Con este aparato el ciclista puede conocer la distancia recorrida, el tiempo que ha empleado e incluso detalles como la velocidad máxima que ha llegado a alcanzar durante su ruta. En este mismo sentido, podemos regalarle también una cámara de las que se pueden incorporar al manillar de la bicicleta para que pueda grabar sus travesías sin correr peligro de manejarla el mismo. Para hacer rutas, también puede incorporar a su manillar un portamapas.

Otro regalo que los ciclistas agradecen mucho es un kit de herramientas para hacer sus pequeños arreglos en la bici, algo que no resulta nada barato si has de acudir siempre a un mecánico especializado.

Si nuestro agasajado usa mucho la bici para sus desplazamientos, como para ir a trabajar, por ejemplo, agradecerá un buen candado con el que enganchar la bici y evitar que se la roben. Los mejores son los rígidos con forma de “U”. Un caballete le ayudará también a dejarla en pie.

Si, por otro lado, le gusta ser precavido y tiene muy en cuenta la seguridad a la hora de montar en bicicleta, el mejor regalo que le podéis hacer es un buen casco que le proteja en las frecuentes caídas entre los ciclistas. Para la ciudad, son también muy útiles los retrovisores y las luces en caso de circular de noche o en invierno, cuando se pone el sol antes. No pueden faltar en esta lista de artículo de seguridad los portamóviles y los timbres para avisar de su presencia.

Por último, si el presupuesto es grande y a nuestro amigo le gusta llevarse consigo su afición allá donde vaya, el regalo ideal es un portabicis para el coche.

Deja una respuesta