Truquito nuevo para lavar la bicicleta

Truquito nuevo para lavar la bicicleta

bike-762450_640

Hoy venimos con un truquito para limpiar nuestra bicicleta. Yo la verdad es que soy un poco dejada para estas cosas porque aunque adoro mi “vehículo ecológico de dos ruedas” nunca me apetece limpiarlo y claro, cuando al final me animo, eso tiene más mierda que el “palo un gallinero”. Pues bien, para aquellos que son como yo (algo vagos) os traigo el mejor método de limpieza rápida, estos desengrasantes industriales.

Ahora me diréis que eso son desengrasantes para hostelería, etc, etc, etc. Pero es que mi madre tiene un restaurante y el otro día fue a verla a su casa en bici y la mujer se tiró como media hora diciéndome lo hecha polvo que la tenía, toda llena de suciedad, y como me quedé a comer pues la santa mujer aprovechó el “momento siesta” para bajar al garaje a por mi bicicleta y echarle por encima ese desengrasante de Nurmay que tenía guardado como repuesto de su restaurante.

Cuando me desperté y la oí en la cocina fui a decirle que ya era hora de que me fuera para mi casa y entonces me dijo lo que había hecho y que estaba toda la bicicleta empapada. Bajé corriendo al garaje asustada pensando que se había cargado mi adorada bici así que la cogí de un puñado, me la saqué al jardín y le enchufé la manguera aterrorizada y, en contra de lo que pensaba, todo el barro, la grasa y la suciedad en general que tenía la bici calló suelta con el agua de la manguera y tanto la pintura como el sillín y las ruedas quedaron intactos.

Conclusión: si usas el desengrasante Nurmay poniendo un poco por toda tu bici y lo dejas actuar un rato mientras haces otra cosa, cuando le echas luego agua por encima para quitarle el producto la bicicleta queda impecable sin apenas haber hecho esfuerzo.

Si es que las madres nos enseñan muchas cosas, ¿eh? Aunque sea sin querer y arriesgándose un poco como ha sido este caso.

Para los más miedosos no aconsejo hacer esto porque vais a estar temblando de miedo, como me pasó a mí, hasta que limpiéis el producto y eso tampoco es sano, así que os recomiendo leer este artículo sobre cómo lavar la bicicleta y hacer una limpieza a fondo porque está bastante bien la verdad. Eso sí, para seguir todos estos pasos vais a necesitar tiempo porque te lo explican todo con pelos y detalles. Mi método es más rápido la verdad.

De hecho, si te paras a pensarlo es como el coche. Cuando vas a lavarlo ¿haces tantas tonterías? Porque yo lo que hago es meterlo en un túnel de esos de lavado y, como mucho, le paso por dentro un poco el aspirador si lo veo muy cochino, porque si no, ni eso. ¿Y qué es lo que hace el túnel de lavado? Pues echa agua y jabón sobre cristales y carrocería, incluyendo ruedas y bajos, y luego frota un poquito con los rulos esos que van girando, poco más la verdad. Luego a secar y punto pelota. Pues… parecido ¿no?

Deja una respuesta