¿Cómo iniciarte en las carreras de autos?

¿Cómo iniciarte en las carreras de autos?

A diferencia de la Fórmula Uno, el Campeonato del Mundo de Rally está abierto a todo el que quiera iniciarse en él. Por lo que puedes participar en cualquier prueba y competir en el mismo tramo de carretera que Sebastien Ogier, Jari-Matti Latvala y el resto. Pero, ¿Cómo hacerlo? ¿Cómo comenzar ha hacer una vida en las pistas y llegar a ser d ellos grandes? Sigue leyendo que te damos algunos consejos para encender el motor e ir a toda mecha.

Invierte en ello

Lo primero que hay que saber es que convertirte en piloto requiere dinero, no hay manera de ser piloto sin invertir una suma importante en ello. Por ejemplo, necesitarás dinero para comprarte tu coche de carreras y, al contrario de lo que la gente piensa, tendrás que pagar por correr, de hecho, los pilotos profesionales lo hicieron por muchos años antes de llegar a la cima.  

La edad no es un problema

La edad no es una limitante, de hecho, ya desde los 16 años puedes participar en carreras de coches y puedes llegar a ser un buen piloto. Incluso, en muchas ocasiones hay gente por encima de 50 con  el dinero y las ganas que se lanzan a incursionar en este mundo y que llegan a competir por muchos años. Tengas la edad que tengas serás bienvenido al mundo de la competición.

Únete a una federación

La estrella de Hyundai Hayden Paddon comenzó su carrera deportiva en su club local, lo que le llevó a competir en distintos eventos en un viejo Mini. El neozelandés cuenta: “No importa lo que quieras ser dentro del deporte: piloto, copiloto, comisario, ingeniero… tu federación siempre tendrá alguien que te podrá ayudar. Entra allí y contacta con sus miembros. Cualquiera puede estar involucrado”.

Encuentra tu mentor

Cuando ya eres miembro de un organigrama federativo (algo que el piloto de Volkswagen Jari-Matti Latvala apoya plenamente) es el momento de hacer contactos. “Debes encontrar una o varias personas para poder trabajar”, asegura Latvala. “Alguien que tenga experiencia y que te pueda orientar sobre el camino a seguir en este deporte. Es importante tener este tipo de apoyo si vas a ser piloto o copiloto”.

Tantea el terreno en una escuela de rally

Para comenzar no solo basta con ver carreras de rally por la tele y querer imitarles. Ver las escenas de acción del WRC por YouTube es solo el comienzo. Luego, debes aprender como es que se  pilota un coche de rally.

Para esto, lo más recomendables es asistir a  un curso de iniciación en una escuela de rally. Los coches de rally pueden ser bastante intimidantes cuando te acoplas al asiento y te colocas el arnés, por lo que es mejor ver si esto es para ti, por supuesto, antes de gastar todo tu dinero en un coche de carreras.

Si no es así, no te preocupes. Siéntate al otro lado y aprende a dirigir o sal de la cabina y aprende todas las reglas para convertirte en un buen comisario. Estas personas también son muy importantes en el mundo de las competiciones y es una forma de vivir tu pasión por este deporte.

Busca tu coche de carreras

Si al final decides que pilotar es lo tuyo, es el momento de buscar una máquina con ruedas. Para esto, los especialistas en coches del Taller Multimarca Auto Babel te recomiendan:

  • Intenta manejar tantos coches diferentes como sea posible. Pilota vehículos de tracción trasera, delantera y a las cuatro ruedas; de forma que te hagas una idea de lo que te exige cada vehículo.
  • No te preocupes si el que puedes comprar al principio no es el más potente, de hecho, cuando empiezas eso es lo último que debe preocuparte. Sébastien Ogier comenzó su carrera deportiva en un Peugeot 206S de 2006 y ahora es tricampeón del mundo de WRC.
  • Para adquirir tu coche, hay dos opciones: comprarlo o alquilarlo para correr. La opción de comprar un coche tiene un coste más bajo, pero un desembolso mayor. Hay coches de carreras decentes desde 4.000 € hasta los 500.000 € que puede costar un coche de GT actual.

Equipa tu coche

Ya se trate de un coche alquilado o comprado, tendrás que hacerlo correr con un equipo. Para esto, las opciones son:

  • Hacerlo tú mismo. Se trata de llevar tu coche en un remolque, conseguir más mano de obra, herramientas, tiempo y sitio, por lo que es una opción que te puede traer más problemas que competitividad.  
  • Ir con un equipo amateur; Se trata de llevar tu coche a un taller de mecánica que en los fines de semana den mantenimiento a coches de carreras. Algunos de estos son muy buenos y los precios no son tan elevados.
  • Equipo profesional: Esta es la opción de apostar por un equipo que se dedique solo a competición, con ingenieros, telemetristas, etc etc.

Sea la que sea la que elijas, ten claro el equipo o gente que elijas y habla con todos los que puedas. no te ciñas a uno u otro. Estudia lo que ha hecho el equipo que contrates antes, de forma que puedas estar seguro de que tu coche estará en las mejores manos.  

Seguridad ante todo

En cuanto a seguridad, los expertos recomiendan: “Cuando construyes o compras tu primer coche, intenta que un comisario técnico le eche una ojeada para que todo esté de forma correcta. No solo hay que prestar especial atención a los frenos, la jaula antivuelco y los extintores de incendios, también hay que verificar con exactitud si el asiento se ajusta perfectamente y si los cinturones están colocados de forma correcta. A continuación, deberás conseguir un dispositivo HANS y el mejor casco de protección que sea posible. El coche siempre puedes reemplazarlo por otro, ¡pero no se puede hacer lo mismo con tu cabeza!”

Elige tu categoría

Existen cientos de disciplinas dentro de este deporte, y la elección del tipo de coche y del tipo de carrera es importante.


Por ejemplo, hay tres tipos de coches: Turismos, GT y monoplazas; y dos tipos de carreras: Sprint (Cortas) y de resistencia (Largas)


Elegir entre una u otra es un factor importante ya que incide directamente en tu planteamiento:

  • Los monoplazas solo son una opción si tienes menos de 22 años y solo contempla carreras cortas,
  • Los turismos comprenden dos tipos de carreras, cortas y largas. Los turismos son coches derivados de coches de calle normales (Seat León, Clio, Peugueot…etc), los cuales te permiten usar entre tracción delantera (la mayoría) o trasera, lo que cambia totalmente la velocidad de aprendizaje y su dificultad. Las carreras cortas son de un solo piloto y las largas son de 1, 2 y a veces incluso de 5 pilotos. Por ejemplo, en España como carreras cortas está la Copa Clio y la copa KOBE y como carreras largas está el CER-GT y COPA COOPER donde se disputan dos carreras de una hora entre 1 o 2 pilotos.
  • Los  coches de GT son super-coches derivados de deportivos (Lambo, Porsche Ferrari…), Aquí lo normal es que sean carreras largas, aunque hay algún Cto en el que son carreras sprint de un solo piloto. Estos son mucho más caros de comprar y mantener y normalmente requieren un equipo profesional.

Pilota todo lo que puedas

A diferencia de los pilotos de circuitos, los de rally no tienen la oportunidad de conducir vuelta tras vuelta para aprenderse la pista y en qué condiciones se encuentra la misma, así que, cada vez que tengas la oportunidad de conducir un coche, en cualquier lugar, en cualquier momento, debes hacerlo.

A esto, el ganador del Rally de Argentina, Kris Meeke, agregra: “La experiencia es sumamente importante para nuestro deporte. Cuando comenzaba en este mundillo quería conducir a todas horas. No importaba las condiciones meteorológicas o de la superficie, ya que es necesario elaborar una base de datos de todo lo que sucede sobre el terreno, tanto si está seco como húmedo”.

Trabaja y aprende

Muy relacionado con el punto anterior, además de ganar experiencia en las pistas en sus diferentes versiones y momentos, también está el trabajo duro y el tiempo que le dediques a aprender el arte del pilotaje, hasta convertirte en un experto. Por ejemplo, la entrega del campeón del mundo de rallies, Richard Burns, fue total cuando empezó en 2001. Trabajó como instructor en una escuela de rally, ayudó como mecánico de equipos y condujo furgonetas para el Prodrive Subaru World Rally Team.

Auto análisis

Para ser el mejor debemos estar evaluando nuestras acciones siempre, de forma de garantizar que estamos dando los pasos correctos hacia el éxito. Hay que estudiar muy bien donde correr, analizar el dinero que nos queremos gastar y las categorías que hay disponibles. Es importante hablar con mucha gente, visitar carreras y ver muchos vídeos de Youtube. hay que ser realista y tener un plan que envuelva todo, incluyendo roturas y posibles accidentes.