El negocio de las bicicletas está en auge

El negocio de las bicicletas está en auge

No es de extrañar que un amante de las bicicletas acabe dedicando su carrera profesional a este deporte o medio de transporte ecológico pero lo realmente interesante es que, tras tres meses con la tienda abierta, ya obtiene beneficios y eso es un gran logro.

Hablamos de Pedro Sánchez (y no, no es el cabeza de partido del PSOE) quien montó una tienda con todo lo relacionado con las bicicletas hace apenas tres meses y medio y de quien ya soy cliente asiduo. Vende equipación, accesorios y bicicletas de las marcas más conocidas pero también de marcas más baratas pero de igual calidad e incluso importa marcas de otros países que en España casi no se ven.

Hablando con él hace unos días me comentó lo contento que estaba y un dato realmente curioso: sus beneficios vienen de manos de bicicletas eléctricas. Según sus propias palabras, con la venta de accesorios y bicicletas tradicionales que ha tenido hasta la fecha podría cubrir gastos y no tener pérdidas en estos tres meses, cosa que tampoco está nada mal para empezar, pero al haber podido vender una bicicleta eléctrica al mes actualmente hablamos ya de beneficios.

shutterstock_267390014reducidaCuando pensó en abrir la tienda apostó también por este tipo de bicicleta porque es conocedor de que cada día más ciudadanos se suben a este vehículo de dos ruedas para moverse por la ciudad. Evitan atascos, no contaminan, hacen deporte y reducen gastos de gasolina. Así que, invirtiendo más de lo que tenía pensado, contrató a esta empresa logística de Madrid para poder nutrirse de sus servicios de almacenaje, transporte y control de stock ya que él era consciente de que llevando sólo la tienda aquello le iba a venir grande. Por lo visto, allí le asesoraron y le dieron apoyo inmediato que le permitió abrir su negocio antes de lo que tenía pensado y empezó a comprar productos, algunos para tienda y otros que se mandaban directamente a esta empresa de logística integral.

Durante la primera semana sus ventas se redujeron a accesorios y en la segunda semana consiguió vender una bicicleta tradicional lo que le animó bastante a hacer algo de publicidad. Puso cartelería en su fachada con grandes promociones y repartió flyers por el centro de la ciudad con un mensaje muy concreto: Ve en bici, no contamines y no hagas esfuerzos de más. Bicicletas eléctricas al mejor precio. En menos de tres días empezó a recibir las primeras visitas preguntando por este medio de transporte.

Y es que cada vez hay más personas que utilizan la bicicleta como medio de transporte en las ciudades. Si bien aún no hemos llegado, ni rozado, los niveles de Berlín, Roma u Holanda, poco a poco vamos ganando terreno y la aparición de la bicicleta eléctrica ha hecho posible que, al margen de la edad o el estado físico, todos podamos trasladarnos cómodamente incluso en las cuestas.

No sé si llegaré a verlo aún día pero sueño con el momento en el que salga a la calle y pueda ver más bicis circulando que coches y ciclomotores.

Deja un comentario