Una buena dentadura ayuda a mejores resultados deportivos

Una buena dentadura ayuda a mejores resultados deportivos

Dicen que cuando quieres conseguir algo tienes que apretar los dientes y seguir adelante. Pues bien, en algunos casos esto es imposible. Y es que tenemos una dentadura tan mala que si apretamos mucho, lo mismo la rompemos por completo. Y es que está demostrado que los deportistas que tienen una salud bucodental, logran mejores resultados deportivos.

Siempre ha contado la historia de un ciclista llamado Fernando. No ganaba nada y encima estaba siempre lesionado. Muchos pensaban que se debía a la mala suerte. Pues bien, después de un montón de pruebas durante mucho tiempo. Un médico dio con la solución. Sus lesiones y sus malos resultados se debían a su mala salud bucodental. Fue arreglarse la boca y no volver a caer lesionado. Ganar, lo que se dice ganar, no subió a ningún podio, pero eso ya es otra historia. Por eso, hoy queremos hablar de la importancia que tiene una buena dentadura para ayudar a mejorar los resultados en cualquier deporte, aunque en el caso del ciclismo, es palpable.

Esto como siempre, no se dice por decir. Está basado en las pruebas que los investigadores del University College de Londres (Reino Unido) han recopilado. En este caso con varios atletas. los atletas de élite que adoptaron medidas sencillas de salud bucodental, como el uso de pasta de dientes con alto contenido en flúor y la limpieza entre los dientes, comunicaron un descenso significativo de los efectos negativos en el rendimiento relacionados con la mala salud oral. ¿Qué te parece?

Estos resultados los puedes comprobar en ‘BMJ Open Sport & Exercise Medicine’. Aunque los principales titulares es que los deportistas de élite tienen tasas sustanciales de enfermedades bucales, como caries e inflamación de las encías, y que estos síntomas afectan negativamente a su bienestar y rendimiento deportivo. «La mala salud bucal de los atletas de élite es común y está asociada con un rendimiento negativo», explica Julie Gallagher, del University College de Londres, en declaraciones realizadas y recogidas por Medical Xpress.

La prueba realizada fue muy curiosa. A cada deportista se le hizo un examen dental para comprobar la existencia de enfermedades. Se les hizo uso de un kit con cepillo de dientes manual, pasta de dientes con flúor de prescripción médica y seda dental. Había que cepillarse los dientes durante dos minutos como mínimo dos veces al día. Eso sí, antes del entrenamiento por la mañana y antes de acostarse por la noche. Un 89% de los atletas realizaron estos hábitos durante cuatro meses. ¿Los resultados?

Pues los resultados fueron muy claros. Los atletas que completaron el programa, vieron cómo se redujo de 8,73 (sobre 100) a 2,73, la posibilidad de tener enfermedades en la boca. Aunque bajo al principio, indica una reducción estadísticamente significativa de los problemas asociados con la salud bucal y el rendimiento deportivo. Y es que está demostrado que la actividad física causa sequedad en la boca, lo que a largo plazo aumenta el riesgo de caries y enfermedades de las encías, junto con la ingesta frecuente de azúcar en la dieta normal y en los suplementos energéticos. Seguramente que esos atletas han visto cómo han mejorado su rendimiento.

Y también su olor de boca.  A pesar de la creencia generalizada que el estómago es el principal causante de la halitosis o mal aliento, el 90 por ciento de los casos tienen su origen en la boca, pudiendo estar asociada a enfermedades periodontales como la gingivitis y la periodontitis.

Qué hacer

Para no vernos en este problema, hay que ponerse en contacto con un profesional. En este caos nosotros llamamos a la puerta de Clínica Ferrer para que nos digan que se puede hacer para luchar contra estas enfermedades. “Es una enfermedad infecciosa que afecta a las encías y al resto de estructuras que soportan los dientes entre los que destaca el hueso alveolar, este hueso da estabilidad y firmeza a los dientes”, nos explican.

Un porcentaje muy alto de la población sufre enfermedad periodontal y no lo sabe, puesto que provoca lesiones que solo duelen cuando se encuentra en fases muy avanzadas. La enfermedad periodontal representa la primera causa de pérdida de dientes en la población mundial.

En la actualidad se ha demostrado una clara asociación entre periodontitis y un mayor riesgo a sufrir un infarto de miocardio. De la misma forma, existe una relación vinculante entre la diabetes y la enfermedad periodontal: la enfermedad periodontal descompensa el nivel de glucemia en las personas que padecen diabetes y, a su vez, la hiperguclemia dificulta el control de la enfermedad periodontal.